El 13 y el mito de los números malditos

¿Sabías que el que un número de buena o mala suerte depende de cada país y su cultura? ¡Te contamos todos los secretos de los portadores del azar!

La numerología con connotaciones terroríficas siempre ha sido, por algún motivo, una de los favoritas a la hora de jugar lotería. Siempre que hay un sorteo importante, los primeros números en volar son los que terminan en 13. Y aunque este año, tristemente, esta tradición se pueda ver desbancada por el 19, existen multitud de historias tras este número.

¿Por qué el número 13 trae mala suerte?

Parece que el 13 se ha ganado su fama a pulso. Estos son solo algunos ejemplos de por qué este número es considerado poco fiable.

  1. El calendario da un especial protagonismo a este número con sus martes 13. En España solemos decir “En martes 13 ni te cases ni te embarques”, algo que seguramente proviene de la asociación de este día con el dios Marte.
  2. La mala fama del viernes 13 proviene de que, supuestamente, fue el día en el que Jesucristo fue crucificado.
  3. Además, Halloween se celebra el 31 de octubre (13, al revés).
  4. El 13 es un número maldito en el mundo de la automoción, y ningún piloto lo usaría jamás como dorsal. Esto se debe a la trágica historia piloto francés Paul Torchy, quien fallecía compitiendo en 1925 en el Gran Premio de San Sebastián al chocar contra un árbol.
  5. Multitud de empresas de transporte y hospedaje omiten las filas 13 en sus asientos o los pisos y habitaciones con ese número.
  6. Había 13 personas en la Última Cena de Jesucristo, tras la cual fue traicionado y crucificado.
  7. El código de Hammurabi, uno de los conjuntos de leyes más antiguos registrados, omite este número, ya que existen 13 espíritus del mal.
  8. En la edad media se pensaba que los grupos de brujas o hechiceros estaban formados por 13 personas.
  9. Igualmente, se rumorea que las escaleras que llevaban al patíbulo donde las personas eran ahorcadas tenían 13 escalones.
  10. Los Templarios fueron arrestados el viernes 13 de octubre de 1307, tras lo cual un grupo de ellos fue quemado en la hoguera.
  11. En la mitología escandinava, 12 dioses están cenando en el Valhalla (el cielo de la mitología nórdica) cuando un decimotercero, el malicioso dios Loki, se une al grupo e instiga la muerte del benévolo dios Baldur.
  12. Un año con 13 lunas llenas era problemático para los monjes que se encargaban de los mismos, ya que trastocaba la preparación habitual de distintas fiestas eclesiásticas. Esto no ayudó a la fama del número.
  13. En algunas culturas antiguas el número 13 se asociaba con la feminidad porque se corresponde con el número de ciclos lunares (menstruales) del año (13 x 28 = 364). Cuando se impuso el calendario solar sobre el lunar, el número 13 se volvió tabú.

¿Puede el número 13 traer buena suerte?

¡Pues resulta que sí! No queremos ensañarnos con esta cifra, así que vamos con algunos datos que lo ponen de parte de la fortuna.

  1. En Francia, antes de la I Guerra Mundial, el 13 era el número tradicional de la buena suerte, y se podía ver en todo tipo de amuletos como colgantes o estampas.
  2. En Italia el 13 ha sido históricamente el número de la suerte en las porras y peñas de apuestas, teniendo incluso la expresión “fare tredici” (pleno al 13), que significaba ganar el premio gordo.
  3. Las habituales barajas de 52 cartas están compuestas de 4 palos de 13 valores.
  4. En la panadería anglosajona, una docena del panadero, conocida también como docena larga o docena de fraile se refiere a 13 unidades de la misma pieza.
  5. En la leyenda artúrica, el rey Arturo descansa en la isla de Avalon rodeado de los 12 mejores caballeros de la mesa redonda. Estos 13 guerreros descansan en su ensueño a la espera de que el país les necesite.
  6. Las 13 posturas del Tai Chi se consideran una parte fundamental de esta práctica.
  7. En astronomía hay 13 constelaciones del zodiaco (incluyendo a Ofiuco, que sí es un signo astrológico oriental sideral, pero no pertenece al horóscopo occidental).

¿Qué números traen mala suerte?

En España el número 13 es el portador de todos los males, como lo es el 17 en nuestra vecina Italia. Dando el salto a Asia nos encontramos con el 4 en China (su pronunciación es similar a la de la palabra muerte) y el 9 en Japón (su pronunciación se parece al de la palabra tortura). Sin salir del continente, en la India el número 26 se considera maldito, pues en ese día han ocurrido en el país grandes catástrofes. Completando nuestra vuelta al mundo, en Estados Unidos el número del mal fario es el 191, ya que multitud de vuelos con ese número han siniestrado.

Pero claro, no es el único. Hay otro muchos números que los jugadores de loterías tienden a evitar. Por ejemplo, durante los años posteriores a la guerra civil la gente evitaba el 36 y el 39 por los dolorosos recuerdos que traían. Incluso a día de hoy son impopulares, y es que cuesta relacionar un periodo tan oscuro con la ilusión y la buena suerte.

Por otra parte los décimos que empiezan por ceros parecen estar condenados al olvido por ser cifras muy bajas. No es tanto que estén malditos o que traigan mala suerte como que los jugadores los considerados números “feos” y por tanto poco afortunados. Y ojo, que estos números han sido primer premio en 1828 (con el número 00523) y segundo premio en 2010 (con el 00147).

Tampoco nos entusiasman décimos en los que los números se repiten mucho. Pero ojo: creemos que un décimo con números variados tiene más probabilidades de salir elegido, cuando no necesariamente es así.

¿Cuál crees que tocará este año?

Con todo este baile de cifras, te lanzamos un órdago: ¿y si ese número que nunca ha salido es el que trae la fortuna este año? Para que los tengas presentes deberías saber que el gordo nunca ha terminado en 09, 10, 21, 25, 31, 34, 41, 42, 43, 51, 54, 59, 67, 78 y 82. Y tampoco ha empezado jamás 27, 37, 39, 41, 44, 51, 64, 66, 67, 68, 69, 70, 71, 72, 73, 74 , 75, 77, ni ninguna decena dentro de 80 o 90.

Así que ya sabes, ¿por qué no tentar a la suerte con un número nuevecito?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *