¡No te quedes sin tu Lotería de San Valentín 2021!

Como cada febrero, los profesionales de la suerte preparamos el Sorteo Extraordinario de San Valentín: ¡Quince millones de euros demuestran mucho amor!

¿Recuerdas aquel año en que te regalaron un viaje a París con hotel de lujo incluido? Sí, el mismo en que tú regalaste unos calcetines con gatos graciosos. Si aún te acuerdas de tu semana con la cara roja, o si  tienes miedo de pasarte con el regalo de este año, tenemos la solución.

¡Y vaya solución! 15.000.000 € dan para avivar muchas pasiones juntos. ¡Una ilusión que solo te costará 15 euros!

¿Cuáles son los premios del Sorteo Extraordinario de San Valentín?

Empecemos por lo más importante. El fondo de premios del sorteo de lotería de San Valentín 2021 es de 105.000.000 €. Es decir, si no os toca el primer premio, no os enfadéis: ¡hay un montón de oportunidades de llevaros un buen pellizco!

Y es que, además del premio especial de 15.000.000, este año optáis a un segundo premio de 1.300.000€ a la serie (130.000€ al décimo) y un tercer premio de 250.000€ a la serie (25.000€ al décimo). Y luego, claro está, están las aproximaciones, pedreas, reintegros… ¡un sorteo rentable a la par que romántico!

¿Quién fue San Valentín?

La versión más popular de su leyenda se remonta al siglo III D.C. El entonces emperador Claudio II no quería que los jóvenes del Imperio se casasen y formasen familias en lugar de cumplir su labor como soldados. Es por ello que un sacerdote romano, nuestro Valentín, casaba clandestinamente a soldados con sus damas en rincones apartados del Imperio.

Al saber de las actividades de San Valentín, Claudio mandó atraparlo y traerlo frente a él para que se explicase. Cuenta la leyenda que el emperador simplemente quería amonestarle y, si se daba el caso, expulsarle a una villa fuera de Roma. Pero envenenado por otros altos funcionarios lo mandó decapitar. Esto, cómo no, le supuso el estatus de mártir.

Una versión de San Valentín apunta a que en la Edad Media existía un juego, celebrado en febrero en algunas zonas de Europa, en el que las mujeres jóvenes escribían sus nombres en un papel y lo depositaban en una caja. Estos eran luego seleccionados al azar por hombres solteros en una especie de lotería, por la cual se formaban parejas informales de manera temporal. Aunque, para los más románticos, cabe destacar que en algunos casos la cosa funcionaba y la pareja se enamoraba y se casaba.

También podría ser que señalamos este día en el calendario por la publicación del poema Parlamento de los pájaros por parte del escritor inglés Geoffrey Chaucer en 1382. A partir de esta obra se empezó a considerar el Día de San Valentín como una jornada dedicada al amor (debido a que es sobre estas fechas cuando las aves comienzan su emparejamiento).

Unos años después de la inauguración de la Corte del Amor por parte de Carlos VI, las cosas se torcieron en Francia. Cuando el duque Carlos de Orleans fue capturado y encerrado en la Torre de Londres tras la batalla de Azincourt en 1416, escribió una carta de San Valentín a su esposa Bonne de Armagnac. Esta carta es, en la actualidad, la carta de San Valentín más antigua de la que se tiene constancia.

San Valentín no lo inventó El Corte Inglés (pero casi)

Por supuesto, todas estas historias originarias se pierden en mayor o menor medida en la niebla del tiempo. Pero sí que sabemos a ciencia cierta cuándo San Valentín se convirtió en una excusa comercial.

El primer uso comercial de San Valentín del que tenemos registro se remonta a 1850. A la artista y empresaria norteamericana Esther Howland se le ocurrió vender las primeras felicitaciones para el día de los enamorados, con tal éxito que esperando recibir 200$ recibió 5.000$ en pedidos.

Este éxito se repitió una y otra vez en los años siguientes, hasta que los comercios de la zona lo adoptaron como una tradición. Con el tiempo, a las felicitaciones se fueron añadiendo detalles habituales en las celebraciones, como bombones o rosas, dando pie al San Valentín que conocemos hoy en día.

Como curiosidad final, la festividad se quitó del calendario eclesiástico en 1969 como parte de los esfuerzos de la Iglesia por desechar santos de un origen posiblemente legendario, pero siguió siendo celebrada en parroquias locales por las iglesias ortodoxa, anglicana y luterana. No sería hasta 2014 cuando que el Papa Francisco decidió volver a participar en la celebración de San Valentín, en un intento por devolverle el sentido religioso a esta festividad.

Tres consejos fáciles para un San Valentín perfecto

Si quieres hacer de tu regalo algo realmente único, ¡no descuides su presentación! Para hacer de tu décimo algo auténticamente memorable, aquí tienes tres ideas fáciles y efectivas para quedar de cine.

  1. No olvides el toque personal

Guarda tu décimo o tu resguardo en un primoroso sobre de los elaborados, ponle una bonita dedicatoria escrita a mano con buena letra… ¡haz de un simple trocito de papel algo realmente único! Da rienda suelta a tu imaginación y demuéstrale cuán importante es para ti.

  1. Jugad el número de vuestro aniversario

El clásico que nunca falla: ¡donde no llegan las palabras llegan los números! Haz de vuestra fecha el símbolo de vuestro amor, y tentad a la suerte con todos los buenos momentos que habéis compartido durante los años en común.

  1. Dale un toque mágico a la entrega

Este año San Valentín cae en domingo. ¿Por qué no sacarle partido a la noche del sábado? Si la Covid os hace preferir no salir, eso no impide que puedas crear el marco perfecto para regalar tu décimo. Un clima íntimo con media luz, música suave de fondo, una cena especial… ¡el truco está en los detalles!

¿Qué hago si me toca el sorteo de San Valentín?

En primer lugar, ¡felicidades! Si has sido agraciado con un premio en el Sorteo de San Valentín 2021, seguramente estés en una de estas dos situaciones.

Si tu premio es inferior a 2.000 € lo puedes cobrar en cualquier Administración de Lotería. Tal cual.

Sin embargo, si eres agraciado con 2.000 € o más, deberás dirigirte a una entidad bancaria colaboradora con Loterías y Apuestas, es decir, a cualquiera de estas: BBVA, Banco Popular, Bankia, Caixa Bank, Abanca, Banco Caja de España Inversiones, Banco Sabadell, Cajasur, BMN, Caja de Ahorros de Ontinyent, Cajamar, Caja Rural, Ibercaja, Kutxabank, Unicaja, o Caja Laboral.

Respecto a los impuestos, con el cambio en la ley sobre impuestos de Lotería, todos los premios por debajo de 40.000€ están exentos de impuestos, y los que superen esta cifra serán tasados con un 20% en beneficio del erario público. Este 20% es aplicado automáticamente en el momento del cobro del mismo en la entidad bancaria que prefieras.

¡Este año, haz el regalo más original!

Como te decía al principio, si quieres que este año sea realmente memorable, ¿por qué no pasar de los regalos típicos y tentar a la suerte en pareja? ¡El pastizal compartido siempre es mejor invertido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *